Advertencia

Este sitio contiene imágenes explícitas que pueden herir su sensibilidad

Crimenes

Video|Niño narra cómo su madre mató a su hermana

La historia de A.J. un pequeño que tuvo que decir la verdad a pesar de culpar a su madre Amanda Lewis del asesinato de su pequeña hermana.

Mundo Violento
Por Mundo Violento
  • El pequeño estuvo entre la espada y la pared...

    El pequeño estuvo entre la espada y la pared...

En una sala de la Florida, la muerte de una pequeña dependía del testimonio de un niño de 7 años. A.J. Hutto fue el testigo estrella de un trágico caso que dividió a su familia y puso el destino de su madre, Amanda Lewis, en sus diminutas manos.

No había visto a su madre en seis meses. Al principio del juicio no la reconoció. Una vez que lo hizo, rompió en llanto. No podía creer que al principio no la reconoció ahí sentada, escuchando. Lo mismo hizo Lewis, y entre llanto gritaba:

Le pedí a mi abogado que parara por favor, Por favor, deja esto".

Loading...

La historia de Lewis y su hijo A.J. comenzó en Esto, Fla. Blink, una ciudad con muy poca población. Incluso las personas que viven allí dicen que hay poco que ver.

Lewis, una madre soltera de 27 años, vivió ahí en 2007 con sus dos hijos, A.J., de 6 años, y su media hermana, Adrianna, de 7 años, en un modesto hogar.

La pequeña Adrianna

"Estaba muy tranquilo, muy tranquilo", dijo Lewis. "Amé mi vida." Su hija, Lewis dijo, era un buscador de atención. "Era una niña feliz, muy extrovertida, muy hiper ... Ella se parecía a mí, actuaba como yo, era testaruda como yo", dijo. "Ella era como mi sombra ambulante." A.J. Era el niño más tranquilo y relajado. "Estaba tranquilo", dijo Lewis. "Podría sentarse en la esquina y jugar por su auto y estar contento y feliz." 

En 2008 Lewis entró a trabajar como enfermera por las noches y dejó solos a sus hijos. Para evtar accidentes mientras ella estaba fuera de casa, les dijo que no debían hacer esto y aquello.

Les dije que no podíamos entrar en la piscina hoy porque nos estábamos preparando para ir, así que querían salir a jugar por unos minutos mientras yo tenía todo listo", dijo.

Afuera, en el patio, había una piscina de 4 pies de profundidad sobre el suelo. Sin la supervisión de un adulto, estaba fuera de los límites de los niños, con la escalera de la piscina encerrado en el cobertizo.

 A.J. dijo, 'Mamá, Adrianna está en la piscina'", dijo. "Al principio pensé que quería decir que tal vez estaba junto a la piscina y le dije," OK, bueno, dile que entre. " 

Después de unos minutos, Lewis corrió a buscarla la pequeña estaba rastrillando el agua con la mano, como si estuviera tratando de agarrarla ... "Corrí hacia fuera, salí corriendo de la casa", dijo. "Cuando llegué a la piscina ... estaba boca abajo ... estaba muy morada, muy azul".

Lewis dijo que empezó a dar Adrianna CPR y llamó al 911.

Adrianna fue trasladada al hospital más cercano. La doctora en emergencias Linda Fox dijo que ella y otros trabajaron para salvarle la vida a la niña durante más de una hora y pudieron recuperar el pulso, pero no este no le duró. Fue declarada muerta a las 5:05 p.m.

Días después, el pequeño hacía dibujos de su hermana dentro de la piscina y su madre, ahogándola.

Al principio, las autoridades creían que la muerte de Adrianna fue un accidente, pero su pequeño hijo A.J. dijo lo siguiente ante un juzgado:

Testigos dijeron que la pequeña Adrianna tenía un temor intenso por el agua, lo que llevó a Banford a preguntar por qué iba a la piscina. Aún más perjudicial fue el testimonio de los compañeros de Lewis de que, tres meses antes del ahogamiento, Lewis dijo que quería matar a Adrianna después de que la niña marcó su nuevo coche con un marcador permanente y esto la molestó demasiado.

Lewis más tarde dijo que no lo decía en serio: "Es un comentario que todo el mundo usa, pero nunca en mi mente, nunca, lo haría a cualquiera de mis hijos", dijo.

Pero quizás el más perjudicial de todos eran los moretones inexplicados encontrados en la frente de Adrianna. Basford dijo que corroboran la interpretación consistente de A.J. de cómo Lewis ahogó a Adrianna.

Después de un juicio de cuatro días, tomó al jurado sólo dos horas para tomar su decisión, culpable.

 

 

 

Con información de Abcnews

ESTO TE PUEDE INTERESAR:

 

 

 

Comentarios

Loading...